viernes, 13 de julio de 2012

Crear Elemental de Piedra


Este poderoso ritual permitía a los Malefactores crear sirvientes de piedra viva que actuaban como sirvientes y armas de asedio con conciencia de sí mismas durante la guerra.

Saber primario: Saber de la Tierra 3
Saber secundario: Saber del Despertar 2; Saber de los Celestiales 2; Saber del Fundamento 2
Coste: 36 px
Restricciones: este ritual debe llevarse a cabo en una caverna a la que no llegue la luz del Sol. En el centro del símbolo hay que depositar un trozo de mármol.
Tiempo de lanzamiento: 81 minutos.

Sistema: tira Manipulación + Ocultismo. El ritual crea una entidad viviente formada enteramente de roca que tiene a efectos de juego un punto en cada uno de estos rasgos: Fuerza, Destreza, Resistencia, Inteligencia, Percepción, Astucia y Fuerza de Voluntad. Cada éxito obtenido se traduce en un punto que el Ankida puede distribuir entre los Atributos citados anteriormente o entre las Habilidades que desee que tenga el elemental. El elemental no puede poseer ninguna Habilidad que no posea ni el Ankida ni alguno de los Mudu. El elemental toma la forma de un humanoide enorme y rocoso que puede portar armas y armaduras fabricadas especialmente para su descomunal tamaño. La entidad está atada a la voluntad del Ankida y pondrá todo su empeño y habilidades en seguir sus instrucciones de la mejor manera posible. El elemental existirá durante una escena; si el Ankida gasta un punto de Fuerza de Voluntad temporal el elemental continuará existiendo hasta que sea destruido o el Ankida lo anule. Un elemental de piedra tiene 10 niveles de salud a la hora de resistir el daño y sus enormes manos causan daño letal en combate.

Tormento: la versión de tormento alto de este ritual crea una máquina de guerra viviente cargada con el odio del Ankida y presta a torturar y matar a los vivos. Con los éxitos de la tirada sólo se pueden aumentar los Atributos Físicos de la criatura y las Habilidades de combate (Alerta, Pelea y esquivar). El cuerpo de la criatura está revestido de una piel dura como la piedra que le proporciona ocho dados de protección en concepto de armadura. Sus puños hacen daño agravado en vez de letal. Por último, el Ankida tiene escaso control de la criatura. Tira Fuerza de Voluntad (dificultad 8) por el Ankida cada vez que intente dirigir las acciones del monstruo. Si la tirada falla, la criatura queda bajo control del Narrador.

Variaciones: ninguna.

Traducido por Beatusille