martes, 18 de octubre de 2016

Lo qué los juegos de rol te enseñan en la vida

lunes, 17 de octubre de 2016

Haití pertenece a Lucifer



martes, 16 de febrero de 2016

Yo si creo en jugar bien, y jugar mal.


Esta reflexión nace de un debate en G+ a raíz de esta entrada, que no tiene excesivamente que ver con lo que ahora diré. Quería hacer público simplemente este pensamiento.

Leer más... Yo reconozco que en mi caso si hay un poco de "tu juegas mal" en mi discurso. Ahora bien, también creo (discurso impopular) que en baremos generales, es correcto hablar de jugar bien y jugar mal, ya lo siento.

Si un juego va de rolear, y no roleas, o siempre roleas lo mismo, o... pues si no mal, por lo menos no tan bien como el resto.

Bajo el axioma de divertirse, no hay que impedir decir que uno bien, y otro no tan bien, hay gente que programa bien, y hay gente que programa mal, en el ocio y en el trabajo, y los dos se divierten igual, si se me entiende. [...]

Yo no tengo miedo a decir que hay gente que en general rolea/juega mejor que otros,  es mas, digo que toda persona que sea capaz de decir "esa mesa no me interesa" de alguna forma subjetiva, naturalmente, lo está diciendo.
Por distancia, por estilo, por horarios, pero joder, entre todas esas consideraciones suele haber un "pfff pa lo que me aportan no camino 15 min". Si uno piensa así, está reconociendo que para el esa mesa es peor.
Uno filtra donde se sienta y donde no. No digo que sea una medida acreditable, pero si que defiendo que hay que abandonar lo politicamente correcto y si uno quiere opinar que uno juega mal, pues lo opina.
Y cada vez que reconoces que uno rolea mejor o peor que otro, indirectamente también lo afirmas, por que si reconoces la bondad en eso que hace el tipo ese, es que esa bondad es inherente al ocio, y si una mesa elimina eso que tu has tomado por virtud, pues igual esa mesa no está jugando bien.
"Que gran rolero este, que placer, que personajes, que dominio de las reglas, que envidia estar en su mesa. ¡Pero no, todos somos iguales, todas formas son iguales, otros se divierten diferente!"

Que no es lo mismo respetar y ser humilde, tener educación, que no poder etiquetar las cosas en bien, y mal.
Lo que tiene que estar claro es que medio mundo se limpia el culo con las opiniones del otro medio :), pero parece que nos hemos ido al otro lado, al tabú de no poder insinuar que hay formas buenas y malas, y en cuanto se discute, empezar a vacilar con la mierda de las tortillas, eso tb lo creo, sinceramente.

También defiendo que yo cocino peor que mucha gente, y me merezco respeto, y la gente me invita a su casa a cenar, y eso :) y no pasa nada, pero no tengo miedo a aceptarlo, cocino peor que muchos, y ya. Sin malos rollos. [...] Lo que no voy a entrar es a la web de uno a decirle "creo que tu juegas mal", me autocensuro por educación, pero porsupuesto que lo pienso y si quisiera decirlo, pues sin miedo.


¿Me dejais recapitular? Gracias. Estoy hablando de considerar formas de jugar como buenas o malas (y por ello extendiendo, jugadores, y mesas), si, que puta pasada. Pero si os fijais, siempre en clave subjetiva, y reconociendo que importa una mierda una opinión... mas allá de quien la tenga.

No pretendo decir "así se juega bien, y esto así, sienta cátedra, y es una baremo para hablar a partir de ahora". Yo no soy de los que andan buscando la definición de rol por la red. Antes de que alguien salte con el "pero bien o mal es para tí, para otro puede ser otra cosa" que doy por sabido, quiero llamar vuestra atención sobre que he hablado de subjetividad, precisamente por eso.
Por que para mi así se juega bien, y así mal. Y porsupuesto que creo que hay formas de jugar bien y mal a rol. Todo en esta vida se categoriza en bueno, malo, y sus infinitos intermedios, desde la comida al sexo, pasando por el rol. El punto es no creer que esa opinión vale mas que el aire.


Oigan, que una cosa es respetar, reconocer que los gustos separan continentes, y el relativismo de lo que leas en internet (yo por opiniones no empiezo flames, que te suden la polla y solo quieras expresar opiniones ayuda mucho), y otra empezar a cogerle miedo a decir que en el rol, como en todo, hay formas buenas y malas de jugar.

Para cada uno, naturalmente, huelga aclararlo, pero que para quien comparta esa definición de lo que es bueno o malo, es una realidad firme como un templo, un baremo de medida, y algo práctico que afecta a con quien, como, o qué, juegue o deje de jugar. No es que sea trivial, es clave... pero para su vida rolera, no para predicarlo ni evangelizarlo por la red a nivel teórico.

A mi me cansa mas la corrección de "no hay formas buenas y malas de jugar a rol" que el tener que recordar que cada cual tiene su opinión (que también me cansa), pero que esta le importa basicamente solo a él. Cada cual con sus verdades. Si eso lo sabemos todos (y lo sabemos) cada vez que soltamos el "no hay formas buenas ni malas" (objetivamente), estamos soltando una perogrullada de tonelada, que posiblemente tenga mas peso como función metalinguistica (rebajar tensiones, desviar o acabar una discusión) o incluso frase redactada a la ligera (por ser ya un estandar, o por no querer complicarte), que como contenido auténtico.

E igual que hablo de rol, en general en la vida. Aunque claro, de tanto en tanto, si nos quitan una buena discusión de trincheras políticas en twitter por ejemplo, ¿de que servirían las RRSS?, ¿para leer noticias y estar informados? :-)

Lo siento pero yo cada vez que veo una partida, instintivamente la coloco, si hay que reducir a lo simple, a "juegan bien", o "juegan mal". Me lo guardo para mí como una opinión, y la vida y mi trato con esas personas sigue igual sin tener nada que ver con ello. 


viernes, 12 de febrero de 2016

Es mi derecho


Por delante que respeto el derecho de todo el mundo a hacer negocio como pueda.
También respeto mi derecho a criticar todo aquello que me parezca mal, por mucho que nademos al lado de quienes se puedan sentir muy ofendidos por ir el tema con ellos, y luego se vayan a sentir obligados a darnos clases de leyes de hasta donde llegan sus derechos como ciudadanos de este país. (Cosa que ya sabemos todos y he empezado aceptando) y/o de moralidad recordando que no es intrínsecamente malo querer sacar pasta. Las leyes son leyes, pero en la moral podemos debatir cuanto queramos.
Yo no solo respeto, si no que muestro mi respeto criticando desde MI espacio, no yendo a SUS campañas a hacer daño con debate maleducado y molesto, ni llenando muros en el G+ que todos compartimos con mis opiniones.

Yo tengo que aguantar en G+ publicaciones tipo "Mi patreon...", creo que ellos podrán vivir con una entrada en un blog anónimo :-) Creo que esto lo piensa ¿mucha? gente, pero sabido es que quien dijo las verdades perdió las amistades, que es por lo que yo creo que no es tema habitual escribir sobre esto.

Leer más...En esto del rol, posiblemente por mi enfoque, mezcla de haber sido un crio de la cultura del soft libre, llevar toda la vida escribiendo para internet (no para mí y subiendolo a la red, que también, directamente para la red), y por ser el rol una PASIÓN mia, veo ciertos patreon que me dan ardor de estómago.
Y de compañeros que siento cercanos, sea en la política, en la afición, en el modelo de construir espacios (blogs, webs, foros) presuntamente de calidad frente a otros modelos que parece que cualquier cosa vale para clickar en publicar, o simplemente cercanos por leernos mucho por la red. Gente con la que trato en la red y me parecen válidos, pero un buen día te dicen que quieren hacer un patreon.

Un jodido patreon.

Diferencio un Patreon de un CF, mecenazgo (jaja, el auténtico mecenas tira su pasta sin recibir nada material necesariamente, solo el saber que está haciendo posible el arte, precomprar con ventajas a cambio de librar al empresario de intereses bancarios, no es ser un mecenas), preventa, etc por que en estos al final, haces negocio, pero en el buen sentido; es decir, caro o barato, ofreces a los que te adelantan la pasta un producto, está la libertad de cada cual para hacer con su pasta lo que le apetezca, y poco más que decir.

Pero un patreon puede ser tan peregrino como, si me permitís traducir libremente, "Hola, llevo 10 años subiendoos movidas a internet, ahora lo quiero hacer a cambio de pasta". En sí, esto es un derecho que todos tenemos.
Mal me parece gente que nunca ha aportado a la red, que aparezcan con el "si me poneis euros, escribo cosas", (posiblemente el mercado no permita su Patreon por no tener garantías ni reputación, conjeturo) pero gente que llevas años tragandote su buen blog, que suelta documentos por los foros, o lo que sea, que de golpe te salga con un "ahora quiero euros"... ¿Que pasa, Paco?
¿Vas apurado en finanzas, y consideras que tu solución es probar en el rol?

Esto es muy discutible, mi opinión es que si tengo que cubrir 40 horas semanales de curro, si las tengo, no necesito monetizar el rol que escriba. Y si no cubro esas 40 horas de curro, pues vale, igual puedo rellenar con "horas pagadas por mis patronos", es una opción, pero no sé, o hay mas negocio del que pienso en esto de los patreon, o no te dá tanta pasta como para estar digamos 6 meses, con 5 horas semanales, a digamos 5 euros la hora (600 euros).
Se me puede replicar con el caso extremo, el patreon de Rolero (y Zonk algo menos), que se pueden sacar ¿370? pavos al mes (así entre pecho y espalda) pero me atrevo a decir que cobrar esa pasta (una RGI, digamos) conlleva una cantidad de horas que me imagino es prohibitivo para verlo como un camino, una solución económica, (en su rentabilidad digo, el beneficio que te deja, lo que ganas para cubatas en razón de las horas que te ha llevado), pero máximo respeto a quien decida enfocarlo así.

Igual ser comercial (con todo mi respeto, pero considerando que es un trabajo de raro futuro, corta carrera, mal valorado, de relativo facil acceso, y epítome de los curros basura) es una salida mas realista a tu problema que lo que estás intentando, que se yó. Y no quiero trivializar con esto, pero igual te estás equivocando mucho si no llegas a fin de mes y crees que hacerte un patreon para ofrecer cosas te va a complementar el sueldo.
Quiero decir, y esto es cosa de cada cual, un parado por poner un caso claro, porsupuesto que puede sacarse unos euros mientras intenta solucionar lo suyo, tanto como uno que se levante 5000 al més sacarse los mismos euros, faltaría más, pero no hablemos de necesidad, el segundo por que no, y el primero por que creo que el patreon no le va a arreglar nada. Es un caprichito, es un monetizar.
  ¿O es el nuevo modelo de sociedad que intenta monetizarlo todo lo que tenemos aquí?  (Que es lo que yo creo)

¿Quizás seas un autónomo y tu discurso sea que para poder dedicar esas horas necesitas que sean pagadas? No sé, es un poco como lo anterior, ole tus huevos si teniendo curro firme, le quitas horas para OFRECER que te subvencionen esas horas con rol, y si no , pues sigues con lo tuyo (amén). Eso dudo que suceda.
Por que si lo que estás haciendo es captar mas horas de trabajo con el rol, yo creo que es el mismo caso de antes, necesidad necesidad no digas que hay, es un extra que deseas. Y tienes derecho.

Pero yo al mirar un patreon (a agua pasada también, hablo también del desenlace real, no del anuncio o la declaración de intenciones) me gusta fijarme en cosas


1. Si aquello por lo que pides pasta, requiere pasta realmente. O si por contra de alguna forma la pasta la quieres para tí como retribución. Si quieres grabar fauna en su habitat, pues entiendo que igual necesitas una cámara, o simplemente un micro bueno o una webcam buena si quieres hacer algo en serio para no parecer yo mismo en bata. No me olvido de software de pago para maquetar que igual consideras que necesitas en lugar de las versiones gratuitas.

Pero también es cierto que si quieres hacer emisiones, una cosa es costearte el material, y otra tirarte 5 años con "patronos" una vez has pagado los medios que necesitas para hacer algo de calidad.
Hablo como concepto, ya me imagino que luego, a 7 pavos mensuales que te levantes, es un poco absurdo ir haciendo contabilidad, y me consta que a esa escala es una satisfacción personal antes que una ganancia. Pero el concepto, para mi es el concepto.



Y esto es como todo; "cubro costes", claro, los costes de los manuales que compras para reseñar o documentarte y te quedas, claro. Aquí p.ej me parece muy bien lo que hace Jesús Rolero de regalarlos, en tanto la gente se los paga, en un mundo donde podría decir que la gente es libre de hacer con su dinero lo que guste, y bueno, que él se queda los manuales, todo legal.
En cubrir costes se pueden meter muchas cosas, desde un gasto prorrateado de desgaste del PC con el que escribes, horas de luz para usarlo, el coste de tu dominio, el fulano que contratas para que te limpie el piso y pasee al perro para que tu quedes liberado para hacer tus cosas... solo quiero decir que a mí "cubrir costes", es una expresión que me tomo con prudencia. ¿Como calculas el coste de volcar rol en la red? Igual eso para mi no es cubrir costes.

Incluso el pagar los medios, los costes, lo entiendo así así, por que deacuerdo que no te vas a pagar una webcam, un servidor, etc para que otros consuman tu trabajo, pero es que aunque a priori sea PARA eso, también la vas a tener en tu uso personal, no se bloquea. ("No cariño, no te puedo hacer streaming a Londres por que la pagué con un patreon rolero, no me mecenaron para esto").
Tu web es para tus contenidos para tus patronos, pero es tuya y tu la controlas, si quieres hablar de banners, de ventajas de SEO, simplemente de construirte una reputación en la comunidad... Es decir, te pagas cosas con tus recolectas que son para un fin, pero al final son medios que te pertenecen, y se puede hilar muy fino el cubrir costes y el pagarse medios, si nos ponemos a hilar.

Entiendo una web diga "estamos poniendo pasta para tener un dominio, nosotros el trabajo lo ponemos gratis, pero hay que donar todos los meses tanto, o nos pasamos a un blogspot guarro con foro guarro". Es pagar una necesidad concreta.

"Entre todos hacemos esto posible". ¿Realmente? ¿No se podría hacer sin pasta? ¿O tu decides no complicarte la vida si no te cae un dinero? ¿O quieres sin mas sacar pasta de ellos? A mi me parece bien cada caso, el discurso del "quiero vivir de ello", pero seamos mas claros, es muy facil vender el "esto lo haces posible tu con tu apoyo" cuando la frase la tiene que cerrar un "por que yo sin euros no me meto en este fregado vamos, tenlo claro". Digamos p.ej que si no das eurillos al autor, la vida hará que lo deje, y te quedarás sin sus aportes, por citar un posible argumento, pero el discurso manido del "tu lo haces posible", está tan condicionado a las condiciones del autor, que se me antoja hasta falso.
Posible han hecho algunas cositas mias gente que me ha dibujado una portada, que me ha maquetado un documento, que me ha revisado un texto, o que ha sido invitada en mis blogs para escribir cosas que, sinceramente, si no lo hubiesen hecho ellas (casualmente mujeres) yo no lo hubiese hecho.


2. Si en caso de no recibir pasta, no lo haces.  Es decir, tienes tu derecho a no querer aportar a la red si no te caen unos eurillos, faltaría más. En los P2P siempre hubo leechers. Pero a mi me parece casi ruín (y por eso yo escribo esto y otros montan patreons) estar haciendo cosas en la red, y si no saliese tu patreon, pues se dejan de hacer, o no se hace ese proyecto concreto que no ha salido.

Yo entiendo, volviendo a lo anterior, que si no te entra pasta para emitir en calidad tus nuevas videoreseñas (por que escribir es de pobres, y hay que ser youtuber) no vas a poner tu pasta para que los demás te vean en Full HD, pero entiendo que lo harás con tu CutreCam.

Entiendo que una cosa es costearse unos medios, y que sin esos medios tendrás que hacerlo en cutre sin invertir un duro, y otra cosa es que si no entra el dinero, la actividad no se hace.

A mi me pasa, yo estoy trabajando en un documento grande, algún día lo terminaré, y tengo dos opciones partiendo de que yo no sé, me gusta, ni quiero (por verlo menos productivo) maquetarlo; lo libero en guarro ("esto es lo que yo aporto, es gratis, cada cual") o pago a un profesional para que me lo haga. Siendo que no pienso invertir dinero para terceros sin retorno de ninguna clase (no soy un mecenas), o lo libero en guarro, o me busco otro fan que me haga el favor, o monto una colecta entre los fans para que tengan el documento bien maquetado pagando el maquetador entre todos (mecenas de verdad, caso Walkure, ayudar a pagar algo que va a ser para el mundo además de tener tu copia). Pero yo el documento lo voy a sacar, si yo planteo una colecta y no me entra pasta, yo no secuestro la producción, saldrá en guarro, y bajo principios de mercado "si no has colaborado en pagar la maquetación, no te quejes, que yo no me voy a joder medio año para que tu lo leas bonito" (lo contrario sería una generosidad alta alta, motivo de aplauso, a la que no aspiro)

Una cosa es pagar una necesidad concreta, otra cosa creo que es pagar por hacer. A mi no me gusta tener que estimular con calderilla a nadie para que libere una partida al mes, o reglas, o cosas, y por tanto no acepto calderilla para hacer mis cositas.
Yo estimulo con feedback, lectura activa, y a mi me retribuyen linkando mis cosas, dando "likes", etc Si es algo de fan, para fan, el dinero no tiene por que entrar en la ecuación en lo que se refiere al trabajo. Economía del reconocimiento, pero no a lo Huffington Post si no en plan comunidad :-)

Otro debate sería si realmente retribuímos bien a los fans de la red. Un like mola, pero igual esos blogs que realmente te gustan, igual coserles a +1 igual no es toda la expresión que te puedes permitir, y tienes que meterles algunos breves comentarios en las RRSS, o ser mas generoso en el compartir, vamos, pagar mas retribución humana al rolero de turno. Ya digo que es debate paralelo.

El patreon tipico es un "págame por trabajar", y no me gusta. No es un "voy a comprarme soft profesional para maquetar mis partidas y me voy a pgar un curso para aprender" (omito lo ya dicho sobre la propiedad personal fuera de la producción rolera) es un "dame calderilla y yo cada mes te suelto una partida, y un video opinando", por ejemplo.
Igual que entiendo que a la hora de la verdad esto es microeconomía y que es un juicio de concepto, entiendo por eso mismo que el prestigio en la comunidad de alguna forma nos mola y de alguna forma también es un pago.


3. ¿No te estarás columpiando? Pedir es libre. Al vicio de pedir, la virtud de no dar, etc
Que si, que las cosas tienen un valor, ¿pero y si nos estamos columpiando? (Ojito, que muchos aportes de la red al final son opinión, cada uno con su ego)

Adam aprueba tu patreon
Haces lo que que te gusta, como te gusta, cuando definas. No quiero decir "como te gusta no cobres", ni que un patreon no es una responsabilidad que al final tienes que cargar con ello por 4 duros, pero es desde tu casa, con tu PC, en gayumbos con un huevo colgando si te apetece, le buscas el horario, te llama el colega en medio del tema, y si te apetece te bajas al bar si luego puedes compensarlo por otro lado...
Ojito que trabajo trabajo tampoco es, no perdamos ahora el norte.

Si tanto nos gusta el mercado, el mercado es muy cabrón, y entre fans tenemos la ¿suerte? que igual alguien te suelta unos eurillos, pero en un mercado (si lo fuesemos de verdad entre los fans, que no es el caso) competitivo liberal de verdad, cada puto euro hay que sangrarlo, e igual la mitad de los contenidos que hay por la red su valor es mísero (o no, eso lo dirá... el mercado :-) )

Te remunera con tu propia satisfaccion de fan al hacer, con una comunidad que supuestamente te lo valora y te da una posición en ella a base de escribir y aportar (justo o injusto, igual las caras de la comunidad no son las que mejor trabajan, pero eso es otro tema). No es gran cosa, pero igual no es necesario meter el dinero en medio tampoco. 

No me quiero cargar el aporte fan, pero una cosa es aportar una herramienta software, que requiere al menos saber programar (nadie sabe, si sabes programar no hay paro, es la profesión mas cotizada ahora mismo, son como los notarios, tienen a la sociedad cogida por los huevos con su mafia), que un texto resultón, que humildemente, podemos debatir que capacitación se requiere para hacerlo. Tampoco nos lancemos ahora desencadenados a decir que todo tiene un precio, que igual lo que estamos vendiendo a la red nos hacen un zasca y no nos lo paga ni cristo, que todos hemos visto ideas que incluso teniendo su enjundia, no salen.

Justificarse en el mercado y en las libertades tiene lo suyo.

Nos fijamos solo en la parte molona del mercado que da oportunidad a monetizar todo bajo la excusa de que somos libres de pagar lo que queramos, yo creo que hay que ser crítico, y a mi modo de ver (que no le importa a nadie) no se puede aceptar pasta por organizar partidas por webcam, o para tener un podcast. Pero que cojones, si me das txoja, trae pacá y muchas gracias joder. Esto me lleva a mi último punto


4. Lo que me importa. Una extensión del punto 1 y 2 juntos. Si no te dan pasta, y tu tiras adelante con lo tuyo, en formato pobre, o como sea, mi pregunta es ¿en que se resiente tu producción?

Por que la caña sería que pidas pasta para algo que, si no te lo dan, sale adelante sin menoscabo alguno. Eso se llama "dar la voluntad", y no me parece lo mismo que estar en un patreon desde antes incluso de ver el resultado, seguir después, etc.

¿Vale un "es que meto mucho tiempo en esto", como disfraz de un "yo es que quiero dedicarme a esto, y quiero sacar pasta"? Pues vale, por que somos libres y todo vale, pero mas allá de eso, no le veo ninguna legitimidad.

Un PLQQ (Paga lo que quieras) me parece incuestionable por su propia definición. No tiene permanencia, vas a producto conocido, te lo da gratis, eres tú quien decide si quieres pagar, y cuanto, no hay minimo, ni tienes que argumentar nada.
Frente a una opción como el PLQQ, de donar algo, y que te den la voluntad, lo que pretendemos es tener patronos de ingreso fijo (al menos mientras lo sean) que están colaborando en algo que ni saben como van a acabar valorandolo, por que no lo han visto todavía. Un pre-apoyo, muy de mecenas.
No lo miro como "es que no pueden valorar", creer en uno es lo que tiene, lo miro desde la óptica del "cabronazo :-), que bien pedir patronos, no sigas haciendo lo que haces en PLQQ, no, tu al dinerito, claro que si"

Esto me lo paga el patreon
Aquí una mención al patreon de dibujos de Akerraren Adarrak, que me parece una excepción a lo habitual. en el aspecto de que las cantidades son de risa. Por dibujo, 5 centimos (de dolar) a 2 dolares, pasando por los 10 centimos, 50 centimos, y 1.30 dolares. A 4 dibujos creo por mes, digamos importes de 20, 40,  centimos, y 2, 5.20 y 8 dolares. Y sin recibir nada, mecenazgo puro, sin primicias, sin ningún derecho ni nada.
En todas estas cifras por si hay que matizar, hay que quitar la pequeña parte de Patreon como en toda campaña, pero como si fuese gratis, y en euros en lugar de dolares. Con unos importes así, realmente vas a sacar para pipas.
Ya sé que todo patreon tiene un trabajo por detrás, y que al final tu vida se va a ver afectada por cumplirlo por la miseria que saques (Zonk y Rolero entiendo que son excepciones, igual que entiendo que tu vida posiblemente ya estuviese afectada por el puto rol antes de intentar monetizar, ojo) pero cuando te mueves en estas cantidades realmente lo que estas consiguiendo es pagarte un taco de folios, unos lapices, y yo creo que ya.
Si haces la cuenta en serio, dado que un lapiz dura, me direis que al final arañas algo.
Deacuerdo, pero a lo que voy es a que es muy diferente plantear una recolecta cuyos 3 primeros niveles son 20, 40 putos centimos, a otras que de golpe arrancan en 1 dolar, y te llegan a 15, 25, saltando de 1 a 3 o 5, luego a 10 o 12 o 15. Parece de coña si dices que estás apoyando con 20 o 40 centimos mensuales. Pero el autor lo ha definido así, con su métrica la que sea, y su ideología la que sea. Los importes importan.

Si bien también es cierto que cada creación tiene unos gastos (no es lo mismo querer hacer dibujos, mapas, fichas, teoría del rol, videos, o pdfs de juegos), cada uno estima lo que vale su trabajo (flipados siempre hubo) y que en esto de los Patreon hasta donde conozco, todas las obras acaban siendo libres y aquí nadie va con la biografía de Juan Rallo debajo del brazo, lo imagino.

Alfredo Lambda aprueba tu patreon

Para mi, no es un problema de esta gente, pueden hacer lo ue gusten, es un problema de una sociedad de la que naturalmente ellos son parte. Cambiando de registro, como una mujer sábia me dijo una vez, creo que podemos sintetizar esta ya no nueva cultura al decir "¡Demonios, antes la maría se regalaba, ¿en qué momento empezamos a cobrar por ella?!" si ustedes me entienden.

Es lógico que en contextos así, aparezcan cuentas en RRSS que mas que personas parecen comerciales (obviamente no me refiero a las empresas) de sus proyectos, buscando la monetización, (incluso la profesionalización, mientras no se están comiendo nada, no me parece buen indicador) Cuentas que a veces mas que de rol parece (seguro que no es así, pero a veces da la impresión) que te están hablando de como gestionar tu marca personal, tu productividad...  Cada cual.

Normal que haya debate acerca de cobrar por hacer de master. Normal que ya todos habremos visto el anuncio de "¿tienes manuales que no usas?, ¡alquilalos y sacaté un dinerillo!". Es la cultura de la pasta.

Tenemos un cierto nivel en el hobbie, algunos mas del que muchos profesionales tienen en lo suyo, precisamente por que al ser fanáticos de ese hobbie nos lo hemos tragado 30 años, y hablamos, comentamos, miramos, probamos, discutimos, ejercitamos... Y teniendo esa habilidad, que será de las mas altas que tengamos queremos sacar pasta (yo p.ej me sé mejor rolero que profesional, y creo que será el caso de muchos, no lo sé). Hay mucho rolero muy experimentado con la polla de lectura, viaje, ejercicio, lectura de publicaciones no nacionales, un pie metido en la edición, etc, y que luego vive con un CV simplemente aceptable, buenillo, o bueno.
En cierto aspecto, algunos valen mucho en el rol, y el siguiente paso natural en esta cultura de la pasta es decir "eh, yo soy medio pro, o pro, unos eurillos ya me puedo sacar", o "mi juego puede ser de pago" (luego vienen los rechazos de las editoriales y los sueños rotos, pero eso es otro tema).
Y porfavor no se lea esto como una diferenciación entre "tu eres guay, tienes tu blog, y tu sin mas eres un consumidor"

Es del siglo pasado eso de pagar un dominio, cargar con los costes de una web, y montar una web de referencia a base de trabajar duro y ganar diotrías al monitor, pero sin recibir un puto duro.
Ahora lo que queremos es hacer eso recibiendo unos eurillos. Algunos, al menos.

Vamos a ofrecer reseñas, módulos, creaciones propias... (y opinión, partidas por webcam, y charleta) vamos, lo que se ha hecho toda la puta vida en internet, pero recibiendo pasta :-)
Al final, la gente no piensa como yo, de 100, una abrumadora mayoría no meterá un duro en nada, si, pero mientras queden los suficientes para que se pueda sacar algo, la tendencia natural será monetizar y querer sacar pasta, y oye, todos a respetar los derechos de todo el mundo. Es la cultura en que vivimos.



martes, 26 de enero de 2016

Patricia Pulling


Famosa loca que nos explica Crom.
Ver también el caso Javier Rosado, o los falsos mitos de los JdR.

lunes, 17 de agosto de 2015

¿Demasiadas mesas?


¿Cuantos años voy a estar dirigiendo a una mesa que ya en 2009 me cojeaba, que no me aporta nada calidad al rol, y que mantengo por amistad?
 
Lo escribí hace medio año, y tras solucionarse mi crítica con mi mesa, (y las últimas partidas, memorables) creo que no fue un comentario justo.

Leer más... Yo sé a lo que me refiero con calidad, y ciertamente quizás sea exigente al pedir eso. Si bien selecciono mis mesas, y no me voy a quejar (juzgando mi experiencia con otras mesas, y lo que veo por youtube), después de pasar aquella racha y ser mas justo, no, no me parece justo decir que no me aporte calidad. Quizás no me aporte mas calidad que las otras, que encima son mas activos, pero desde luego este comentario no es justo.
Es un gran mesa, de roleros de toda la vida que hemos crecido juntos, y no es justo decir que no aporten calidad. He visto como juegan otras mesas y bueno, no es lo que quiero para mi. Incluso gente con la que he teniendo muy buen rol, se retiró ya hace muchos años mientras que hoy nosotros seguimos. Esta gente puede enseñar 4 cosas en una mesa (reglas, interpretación, son tablas) como para decir que no me aportan calidad.
Es cierto que no me aportan mas calidad que las otras. Cambia mucho la frase decirlo así. No me aportan suficiente calidad respecto a otras mesas, como para preferirla, por ser menos activa, comparadas a otras que son iguales, pero juegan mas. Es muy diferente decirlo así que decir que no me aporta calidad. No fue una frase justa. 

El caso es que aquella racha terminó. Un jugador puso sobre la mesa que si no dirigía yo, el pasaba. Ok, pero uno. El resto, mas activamente, o menos, se movieron al ver que el master les desatendía, y montaron una "pachangilla" con terceros (en el aspecto de que reconocen que es su partida secundaria, preferencia a la mia en caso de colisión, y que es peor campaña que las mias). Al menos hubo actitud.

Siendo justos, o el grupo no tenía (siempre a mis ojos) un problema, si no que representaba una postura menor, o bien el ver que realmente pasaban las semanas hizo que se movieran para solucionarlo. Como fuere, se movieron, y viendo que se quedaban sin rol, se montaron una mesa paralela de la que yo no quiero saber nada (o no por el momento). Querían jugar, (unos mas que otros, pero bien), y esa es la actitud que yo le pido a la gente cuando tiro y tiro. No dirijo lo que a mi me salga de los huevos, se consensua mas o menos, pero si no dirijo lo que a mi me salga de los huevos, lo que dije, quiero ver que mi trabajo es necesario, no que si no lo hago, no pasa nada y nos ponemos la Play.

Ahora, llegará el día en que tenga que ver SI puedo compaginar mis mesas, y si no pudiese, será cuando tenga que decidir entre una mesa menos activa, y otra con menos... rodaje de equipo. Miedo. Miedo egoista por que toda mesa me da algo diferente, y miedo egoista, por que siempre conviene tener un par de mesas para cuando alguna se vaya deshaciendo.

Otro tema en esta mesa, es que llegamos al final de una campaña de SWd6 de varios años, y quieren seguir. No me importa meterme en el viejo Universo Expandido, pero ¿cuanto? ¿por que ellos quieran? ¿En que momento corto, si como intuyo van a querer seguir y seguir? ¿Y a que dirigiría luego? Hay cosas que no voy a dirigir, por que no me apetece, por ejemplo, Demonio, o Vampiro, que les he dirigido muchos años, pero no es lo que me pide el cuerpo ahora. Ni Cthulhu, ni Tierra Media (Merp o Coda, que es lo que dirijo) Y por particularidades de mi mesa, hay grandes juegos que me apetecería dirigir, pero no son para nuestras necesidades actuales (Ars Magica, Aquelarre, Alatriste, Shadowrun) y otros que pueden no agradar a toda la mesa (X-Corps). ¿Será Pendragón (muchos años antaño) la solución de compromiso? ¿Un alegre y jovial Eyes Only? (Últimamente he dirigido otra campaña también de un par de años) ¿Sacará Edge Eclipse Phase entre que vamos llegando a ese momento? Dungeons o similar solo dirijo AD&D, y ya tengo una campaña muy guapa en curso.

Eso es lo que iría planteando... si no me preocupase más la cuestión previa; ver como compatibilizo 3 mesas e intento mantener una vida rolera en las que las tres puedan tener su espacio...junto con el resto de la vida, que también es lo suyo. Teniendo mesa, se encuentra a que jugar, siempre hay alguien en la mesa mas emocionado con la campaña que otros.

Se acercan tiempos interesantes...


miércoles, 29 de julio de 2015

Saber del Ánima


Saber no oficial escrito por Steven Markley. A mi no me gusta.

Por lo que se refiere al Saber del Ánima, asumo que tienes algún tipo de familiaridad con el plano de la Umbra presentado en Hombre Lobo: el Apocalipsis y Mago: la Ascensión (o el Mundo Yang de Estirpe de Oriente) y estás dispuesto a incorporar elementos del mismo en una Crónica de Demonio: la Caída. Si no estás familiarizado ni interesado en la Umbra, no te será muy útil. La información sobre la Umbra ya está disponible en otros suplementos y no es necesario repetirla, aunque existen algunas precisiones.

Leer más... Las estadísticas de los espíritus de la Umbra permanecen estables salvo por los siguientes cambios: Rabia se convierte en Tormento y Gnosis en Fe. La naturaleza de estos rasgos no cambia (por ejemplo, se hacen tiradas de Fe cuando se necesitan tiradas de Gnosis), pero reflejan los elementos de Demonio y permiten una interacción más fluida entre los personajes y los espíritus.


ESTE SABER APESTA…
Sí, en gran parte. El Saber del Ánima es ineficiente, poco fiable y sólo tiene tres niveles de Evocaciones. Los poderes de Tormento elevado también tienen efectos muy desagradables. Y sólo unos pocos demonios lo conocen y pueden enseñarlo. ¿Qué demonio querría aprender este Saber?
Recuerda que el Saber del Ánima ha sido desarrollado a partir de otros Saberes, el estudio de la magia espiritual humana y la observación empírica (a menudo peligrosa) a lo largo de varios años. Utiliza el conocimiento angelical como apoyo, no como fundamento, y no se basa en las leyes del universo creadas por los propios ángeles. Considerando todo esto, podría parecer que el Saber del Ánima todavía incompleto sería muy impresionante. Además, la mayoría de los Caídos no comprenden la Umbra ni sus habitantes ni tienen habilidades para defenderse de ellos, pero una herramienta defectuosa es mejor que nada. Y como el mundo espiritual de los vivos es un ámbito infrecuente de estudio, los demonios con el Saber del Ánima y la habilidad para utilizarlo tienen una gran ventaja sobre los demás demonios.

Cuando los Elohim crearon el universo, su propia Creación estaba viva. El acto de unir energía y materia en el vacío mediante la voluntad de Dios y la esencia de los ángeles, dio a todo lo creado una cierta fe ambiental, una “huella digital” de la Divinidad. Esta resonancia espiritual se extendió por toda la Creación, uniendo todas las cosas entre sí y a las entidades que la habían creado.

Cuando el último de la Hueste Infernal (con la notable excepción de Lucifer, claro está) fue arrojado al Abismo, el mundo todavía seguía en gran parte intacto en su esencia básica, a pesar de las cicatrices de la Guerra de la Ira y el toque entrópico de la mano de Dios. Sin embargo, las maldiciones de Dios sobre la humanidad, y especialmente las maldiciones de los Devoradores y los Lammasu tuvieron un efecto imprevisible (salvo quizás para el propio Dios).
La humanidad comenzó a sentirse separada de la Creación, percibiendo el mundo como “lo otro” o una amenaza activa. Aunque esta sensación hizo que los humanos se distanciaran del mundo y se aislaran sobre sí mismos, también provocó que buscaran protección en seres superiores. Sin embargo, la hueste de los Caídos ya no estaba presente en el mundo, y Dios ya no respondía a sus plegarias –al menos directamente.
Así que la humanidad comenzó a venerar a las fuerzas naturales y poderes que los rodeaban, orientando su Fe hacia el sol, el viento, los animales que cazaban, e incluso las emociones, conceptos abstractos y atributos que deseaban. Y también temían la muerte, lo desconocido y las cosas que no podían controlar. Finalmente el animismo primitivo se sofisticó y las fuerzas naturales se convirtieron en dioses, héroes y monstruos, ocultos bajo capas de ceremonias, rituales y religión.

La creencia de la humanidad en una existencia aislada del mundo circundante, así como el daño sutil provocado por Dios, ayudaron a alterar el tejido del universo y a separar el alma de la Creación de su forma física. En cualquier caso, el poder residual de la Divinidad comenzó a alejarse, haciendo que el mundo físico quedara sin vida y estático. Sin embargo, la Fe de la humanidad y la adoración de los elementos del mundo dieron forma y propósito a la energía divina, creando formas discretas y entidades dentro de las hebras del espíritu.

Con el tiempo la Fe generada en el mundo se acumuló en capas adyacentes de realidad que habían sobrevivido al colapso de la Creación, creando un reflejo vital y animista del mundo físico que conservaba y personificaba los secretos primordiales de la Creación. Dentro de este reino los espíritus formados de la Fe efímera interactuaban con el mundo, con sus papeles y reacciones definidos por generaciones de adoración, creencia y ritual. De alguna forma muchos de esos espíritus se convirtieron en seres conscientes, vinculados a sus papeles pero desarrollando identidades distintivas, reflejando los deseos y naturaleza de los humanos que los habían creado. Se formaron jerarquías de esas identidades y pronto el reino de los espíritus se desarrolló en niveles y mundos con sus propias leyes, topografía y secretos.

Todo esto ocurrió mientras los Elohim caídos se encontraban atrapados en el Abismo, donde sólo conocían la oscuridad y los ocasionales tumultos en los reinos de los muertos. Cuando los Caídos escaparon al mundo, lo encontraron cambiado, en su mayor parte yermo y sin fe. Lo que no percibieron es que gran parte de la fe ambiental se había separado y acumulado, formando el reino de los espíritus. Pocos demonios percibieron este nivel de realidad y ninguno estaba preparado para interactuar con él, porque no habían participado activamente en su creación.

Los Caídos son criaturas dinámicas en algunos aspectos, pero en esencia son criaturas de rutina eterna. La mayoría de los Saberes de los ángeles Caídos les fueron concedidos por Dios y han existido desde el comienzo del Tiempo y sólo unos pocos Saberes fueron desarrollados por los propios rebeldes durante la guerra contra el Cielo. La hueste de los Caídos creó y refinó sus nuevos Saberes a lo largo de los siglos, colaborando para diseñar nuevas formas de adaptar las leyes del universo a su visión. Por este motivo puede decirse que los demonios no son muy buenos innovadores, especialmente cuando se encuentran dispersos y se les niega el acceso a la mayor parte de sus recuerdos y sabiduría angelical, existiendo en un mundo del que saben relativamente poco. Sin embargo, la innovación es posible cuando el impulso y el conocimiento arcano de un Demonio se combinan con la adaptabilidad de un anfitrión humano.

Después de haber sufrido varios ataques de espíritus malignos que no procedían del Inframundo, el chamán Grusulkis, un Perverso, y Atoht’ra el Verdugo se encontraron y compararon notas sobre la naturaleza de sus atacantes y del extraño reino del que procedían. La habilidad del Verdugo con el Saber de los Reinos y el conocimiento espiritual del Perverso, varios poderosos rituales y una valiosa información procedente de un hechicero esclavizado dieron lugar a una nueva serie de principios mediante los cuales los Caídos podrían comprender e influir sobre el nuevo y extraño mundo de los espíritus –El Reino del Ánima. El resultado final fue el Saber del Ánima, hasta el momento un reflejo incompleto y burdo de los demás poderes demoníacos, aunque para ser justos, Grusulkis y Atoth’ra sólo lo han estado desarrollando durante dos años. A medida que el Saber del Ánima se extiende lentamente entre la comunidad de los Caídos, será refinado mediante el uso y la práctica, perfeccionado por sus creadores e incorporado al cuerpo de conocimiento de los Caídos. Atoth’ra cree que el Saber del Ánima será un Saber completo y establecido en pocos años, mientras que Grusulkis se encuentra preocupado ante la enormidad del Reino del Ánima y considera que la predicción de su compañero es demasiado optimista.

Se cree que algunos Encadenados disponen de poderes similares que pueden afectar a este extraño mundo espiritual. Sin embargo, ambos Caídos niegan firmemente haber pactado con sus enemigos para desarrollar el Saber del Ánima.

O VISIÓN DEL ÁNIMA

La evocación más básica proporciona al Caído la capacidad para percibir el paisaje del mundo efímero, permitiéndole contemplar lo que ocurre en él. Aunque no le permite comunicarse o influir sobre ese Reino, ser capaz de ver amenazas que de otra forma pasarían desapercibidas a menudo resulta valioso.

Sistema: El jugador del Caído tira Percepción + Ocultismo contra una dificultad basada en la fuerza de la energía espiritual y la fe ambiental de la zona; una zona natural protegida o una vieja iglesia tendrían una dificultad de 6, una zona rural 7, una ciudad 8 y un laboratorio de ciencias 9. Cada éxito en la tirada proporciona un turno de percepción espiritual. Sin embargo, cuando se perciben elementos del Reino del Ánima, el Caído ignora lo que le rodea en el mundo físico.

Tormento: El demonio sólo puede percibir corrupción espiritual y espíritus Atormentados y ese tipo de entidades se sienten atraídos por él.

OO LENGUAJE ESPIRITUAL

Aunque son muchos los que debaten la naturaleza y el propósito de los espíritus, los eruditos Caídos saben que están compuestos de Fe destilada. Dirigiéndose a los espíritus en Enoquiano, un lenguaje que resuena en la esencia de cada ser, un Demonio puede hablar con ellos. Además comprender a estos espíritus es más sencillo cuando sus respuestas son traducidas al Enoquiano (sin importar el lenguaje que hable naturalmente el espíritu).

Sistema: Cuando el Caído ha localizado un espíritu con el que quiere conversar, el jugador debe hacer una tirada de Carisma + Ocultismo (dificultad 8) para activar esta evocación durante una escena. Trata las conversaciones con los espíritus como si fueran personajes del Narrador; por lo general los que tienen puntuaciones elevadas de Fe son conscientes y están dispuestos a conversar, mientras que los que tienen un Tormento elevado son agresivos. Ten en cuenta que los espíritus no están obligados a conversar con el Demonio o a contar la verdad, y son libres de insultar, acosar e incluso atacar.

Tormento: El Demonio ataca al espíritu con un torrente de maldiciones y blasfemias surgidas de su período de tortura eterna en el Abismo, inflamando su Tormento y obligándolo a atacar a la criatura viva más próxima (que podría ser el propio evocador).

OOO DANZA DE LAS BARRERAS

A este nivel del Saber del Ánima, el Demonio es lo bastante hábil para abrir un pequeño agujero temporal en la barrera entre este mundo y el Reino del Ánima (que los magos chamánicos llaman la Celosía) y pasar a través de él. Ahora puede moverse y actuar en el Reino del Ánima. Los espíritus con los que interactúa son considerados criaturas físicas. Puede incluso tomar Fe directamente del rico ambiente espiritual, pero hacerlo alimenta sus impulsos más oscuros.

Sistema: El jugador del Demonio debe gastar un punto de Fe y tirar su Fuerza contra una dificultad apropiada para la zona en función de su Fe ambiental (como en el poder Visión del Ánima); una tirada exitosa permite al Demonio entrar en el reino de los espíritus. El personaje utiliza sus reservas de dados normales en ese lugar excepto que su Tormento es la dificultad mínima para cualquier actividad realizada en el Reino del Ánima (De esta forma un Demonio con Tormento 7 siempre tiene dificultades de 7 o más, y cualquier dificultad normal de 6 o menos por defecto se eleva a 7).

Tormento: Un Demonio en el Reino del Ánima puede cosechar Fe de los espíritus o del propio Reino. Para cosechar Fe de un espíritu el personaje tira su Tormento (dificultad 6) y cada éxito le proporciona un punto de Fe y un punto de Tormento (además del punto de Tormento obtenido por activar la habilidad de Tormento de este poder). Los espíritus pueden resistirse con una tirada de Fe opuesta (con una dificultad igual a la Fe del Demonio). Finalmente un Elohim Atormentado puede añadir su Tormento a su reserva de daño cuando ataque a los espíritus.
Cosechar Fe directamente del Reino del Ánima en sí requiere una tirada de Tormento (con una dificultad basada en la Fe ambiental). De la misma forma que ocurre con los espíritus, cada éxito proporciona un punto de Fe y un punto de Tormento (más un punto de Tormento por activar la Habilidad de Tormento de la evocación). Cualquier ser que intente moverse a través del lugar espiritual donde la Fe ha sido cosechada recibe un punto de daño letal por punto de Fe cosechado; incluso el propio Caído que roba la Fe es vulnerable a este efecto, por lo que debe moverse rápidamente después de cosechar la Fe. El “daño” causado al mundo espiritual se recupera lentamente, con un punto de daño recuperado cada pocos días.