miércoles, 21 de marzo de 2012

Uxas opina


Hoy continuamos con la opinión de Uxas. Como con Magus, para los que estamos en esto, el nick no necesita presentación, y aquí nos cuenta que opina de este juegazo (para mí, también el mejor de la saga MdT)

Leer más... DEMONIO: LA CAÍDA

Demonio la Caída fue sin duda uno de mis juegos favoritos del Viejo Mundo de Tinieblas (o Mundo de Tinieblas Clásico, como se le llama ahora). Fue un juego que me fascinó desde sus orígenes, y acabé comprando todos sus suplementos en inglés a medida que fueron saliendo a la venta. ¿Qué me fascinó tanto de ese juego? Dos cosas sobre todo:

En primer lugar, su cosmología. Me encanta la mitología, en particular la judeocristiana (aunque todas en general). Y este juego es precisamente muy rico en ello. Tiene una gran cosmología detallada y muy rica, que me fascinó desde que leí el básico. Pero a medida que fui leyendo más y más me fue fascinando aún más. En particular, Houses of the Fallen la enriqueció muchísimo, detallando aún más la Guerra Celestial, desde el punto de vista de cada Casa Infernal. Y qué decir del suplemento de los Earthbound (Encadenados). En mi opinión, uno de los mejores suplementos sobre antagonistas publicados por White Wolf, que cumple perfectamente su cometido al mostrar el nivel de poder de los Encadenados y su maldad.

Otro aspecto que me encantó de su mitología es lo bien que encajaba con la del resto del Mundo de Tinieblas (salvo la de Hombre Lobo, pero de eso ya hablaré más adelante). Su explicación cosmológica de las “múltiples capas de realidad” hace compatibles cosmologías aparentemente incompatibles y contradictorias entre ellas, volviéndolas todas ciertas. Hasta ese entonces, la mitología de vampiro parecía estar al margen de la del resto del Mundo de Tinieblas. Vampiro es tal vez el juego menos cosmológico, y ello se notaba. Su cosmología de Caín y Abel poco tenía que ver con la del resto de juegos, por no decir que era radicalmente opuesta. Ahora, con Demonio, la mitología cainita adquiere un papel central en la cosmología del Mundo de Tinieblas. En Demonio, el asesinato de Abel por parte de Caín adquiere un papel comparable al de la corrupción del Wyrm en Hombre Lobo. En cierto modo, Demonio se convierte en un “origen de todo”, ligando muy bien los distintos juegos, aunque siendo respetuoso con ello.

El punto en el que la mitología y cosmología de Demonio falla es con Hombre Lobo, precisamente el juego creador de la otra gran cosmología del MdT. Bueno, no del todo. Con la teoría de las Capas de Realidad, tanto la versión de Demonio como la de Hombre Lobo son correctas (de hecho, se me ocurren varias maneras de relacionar los principales sucesos cosmológicos de ambas mitologías con la teoría de las capas, pero ahora no es el momento). De hecho, en Houses of the Fallen hasta insinúan una explicación para Gaia desde el punto de vista de Demonio. Donde falla es con el origen de los Hombres Lobo, que hasta ellos mismos reconocen que son algo que no existía cuando ellos estaban presentes.

El segundo punto que me encantó fue el del horror personal. Me pareció un regreso a los orígenes del Mundo de Tinieblas, en especial de Vampiro. La lucha entre el hombre y la bestia (o el demonio en este caso), que se convierte en uno de los temas del juego. Aunque en Demon, los jugadores son demonios atrapados en cuerpos humanos (cuyas almas ya han partido), las memorias de los humanos siguen presentes, y no sólo las memorias, sus sentimientos también. El demonio amará en gran medida a quienes el humano amaba (esposos, hijos, padres, amigos, amantes…), y odiará del mismo modo a quienes el humano odia. Aunque los demonios son conscientes de que esos sentimientos y memorias no son suyos, ello no los hace más fáciles de soportar, y según el narrador puede convertirse en catalizadores de grandes historias basadas en el horror personal.

Finalmente, Demonio anticipa un tema que será común en el nuevo Mundo de Tinieblas, pero que en el viejo no lo era tanto: la doble afiliación, la de nacimiento (Casa) y la política (Facción). Efectivamente, en Demonio, además de la Casa Infernal a la que perteneces puedes elegir una facción político-teológica, según la manera de ver su condena y sus deseos para lograr la redención (o no). Fue algo que me resultó muy interesante en su día, pero que no fue hasta el nuevo Mundo de Tinieblas que esto se convertiría en la norma.

En resumen un gran juego que puede gustarle a tipos de jugadores muy distintos. A quienes le guste la gran metatrama y a cosmología, puede apasionarles la riqueza de este juego en este aspecto. Pero también puede ser muy adecuado para quien quiera centrarse en el horror personal, en  la pequeña escala y plantear historias más humanas y personales, que pongan en conflicto la parte humana y la parte demoníaca.

Un excelente juego que lamentablemente salió demasiado tarde para poder desarrollarse a fondo como se hubiera merecido.



Para el poco versado en la parte de internet especializada en MdT, Uxas es otra de esas criaturas de foro que pulula por la red ya desde muchos años. Se le puede recordar a principios de siglo como ¿el principal? moderador de la biblioteca de Cartago (con perdón de Magus) y como de los principales foreros en la resolución de dudas de la comunidad. Acostumbrado a leer, o participar en los foros yankis de WW, yo más le recuerdo de los tiempos de la difunta dragonmania como el tio cuyos post mas didacticos me copiaba (después de un lavado de cara) para guardarles en la coleccion de cds que en aquellos años estaba almacenando sobre MdT.

Años después, Uxas dejó Cartago para abrir Requiem Nocte con otros, en una especie de prolongación de la comunidad a lo que entonces era el nuevo MdT. Actualmente separado de sus libros (y desconozco si todavía en activo) sigue siendo uno de los nicks clave en la internet castellana para esto del MdT (e insisto, no me gusta chupar pollas). Actualmente Requiem Nocte se alza como la principal comunidad castellana dedicada al MdT 2.0, y continúan maquetando y lanzando a la red pdfs de contenido.

Las ultimas noticias son que Uxas acusado de un crimen que no cometió, sobrevive como soldado de fortuna en algún pais latinoamericano, apartado de su Barna Natal (de la que un día editó el Barna apócrifo cortesía de Tremere). Si se lo encuentra, quizás pueda contratarlo. Le encanta que los foros salgan bien, y se casó con un sable de luz.