lunes, 22 de agosto de 2011

Guardarse las ideas


La reflexión del día es que hay que vigilar las buenas ideas que tenemos. Pienso en el rol, en ideas de rol, pero podriamos aplicarlo a cualquier cosa.

Leer más.. Uno nunca sabe que imprevistos le va a dar la vida, que cosas nos van a sorprender. No quiero plantarme en lo antiestadistico, pero uno nunca sabe cuando puede ser su ultima partida. ¿Que pasaría si un dia miras atrás y te das cuenta de que hace años que no juegas? Uno no suele notar que juega su ultima partida. Si nunca acabaste ese módulo, esa web, esa campaña, ese relato, ese juego que escribias... Hoy me he descubierto descubriendo (si lo supe lo olvidé) que pasé por alto el segundo aniversario de este blog, y ahora voy camino del tercero. Si tuviese un buen material que compartir, no lo dejaria esperando (salvo por mi radical ausencia de tiempo, claro)

No quiero caer en el manido "cada dia es un milagro, disfrutalo", pero es que... efectivamente en el extremo es así. No invito con esto a narrar deprisa, a cansarnos por querer exprimirlo todo (irónico), sigo invitando a los narradores a tomarse sus meses para enfocar sus tramas y que encajen fluidamente con la perspectiva del tiempo, pero quizás si quiera prevenir contra el guardarse las mejores ideas ("ya la usaré", "para otra cronica", "habrá otro momento", "me guardo este pnj"...).

Se me ocurren muy buenos motivos para guardarte ideas (no ser acorde a la trama, recargarla, hacer que se complique y extienda demasiado, ser un proyecto a medio plazo que ahora mismo no puedes iniciar, tener poco tiempo y tener que priorizar, llevar ya varias campañas, sentirse cansado para mas madera...) pero en mi mundo perfecto uno no se guardaría nada, sería un torrente desbordado de creatividad, y vomitaria sin parar buen material utilizable, usándolo siempre de forma fresca.

En resumidas cuentas, cuando acumuleis ideas, proyectos, eso es bueno, no lo veo mal, pero las ideas están para usarse, ganan valor al concretarse, no para quedarse como ideas en la cabeza de uno sin llevarse a la mesa. Es bueno saber acumular ideas y que vayan madurando. Es bueno saber irlas dando salida para que se conviertan en realidades.