jueves, 13 de diciembre de 2012

Visitar la prisión de Carne


Este ritual le permite al Ankida visitar y conversar con un alma recluida en un objeto físico, generalmente como resultado de haber sido objeto de Anclar el Alma (Saber del Espíritu 4) o del ritual Prisión de Carne. Una vez dentro el demonio puede quedarse tanto tiempo como quiera y salir a voluntad hacia el mundo material o hacia el espiritual.

Saber primario: Saber de los Reinos 2
Saber secundario: Saber de las Sendas 2; Saber de los Portales 2
Coste: 18 px
Restricciones: el Ankida tiene que tener un objeto querido por el alma atrapada o algo que haya usado habitualmente, como un anillo de boda, un reloj de pulsera o una pipa.
Tiempo de lanzamiento: 36 minutos.

Sistema: tira Percepción + Conciencia. Si el espíritu no desea que el demonio entre a la prisión se puede realizar una tirada enfrentada de Fuerza de Voluntad (dificultad 7). El ritual crea una “habitáculo” virtual en el que el demonio y el espíritu pueden interactuar y en el que se recrean sensaciones para los cinco sentidos. Ambos espíritus pueden ver, oír, hablar, oler y tocar, y el espacio puede ser modificado como desee el Ankida, pudiendo convertirse en un jardín un momento y en un horno abrasador en el siguiente.

Tormento: la presencia del demonio desgarra el objeto que contiene el espíritu y puede llegar a romperlo. Tira tantos dados como puntos de Tormento tenga el Ankida. Cada éxito inflige un nivel de daño al objeto a menos que sea poderoso (a discreción del Narrador). Además, el propio espíritu sufre un gran dolor e intenta impedir la entrada del demonio por todos los medios.

Variaciones: hay una variación del ritual que se aprovecha de la memoria del espíritu atrapado para crear el ambiente de la “sala de reuniones”. El sabor familiar sirve para tranquilizar al espíritu y que sea más comunicativo al tiempo que proporciona un incentivo para que el mismo esté dispuesto a colaborar en futuros intentos. Añade Saber de la Añoranza 2.

Traducido por Beatusille