lunes, 28 de enero de 2013

Encarnar Espíritu


Los Verdugos diseñaron este ritual con la intención de que los mortales afligidos por la muerte de seres queridos pudieran conversar brevemente con los espíritus de los difuntos.

Saber primario: Saber del Espíritu 3
Saber secundario: Saber de la Carne 2; Saber de los Reinos 2
Coste: 21 px
Restricciones: este ritual sólo se puede llevar a cabo en noches de luna nueva.
Tiempo de lanzamiento: 49 minutos.

Sistema: tira Inteligencia + Ocultismo. El número de éxitos exigido depende del grosor de la barrera entre los reinos en el sitio donde tiene lugar el ritual. En una zona donde la barrera sea fina, como en un cementerio o una iglesia, se podría requerir sólo un éxito, mientras que en un área con una barrera gruesa, como un laboratorio de ciencias, podrían necesitarse incluso cuatro. Si la tirada tiene éxito el Ankida puede encarnar a tantos espíritus como puntuación de Fe tenga. Los espíritus se hacen visibles y es posible comunicarse con ellos, e incluso pueden interactuar con el mundo físico como si fueran de carne y hueso, aunque son débiles y frágiles. Los espíritus encarnados tienen un punto en cada uno de los Atributos Físicos, mientras que los Mentales y los Sociales son los mismos que cuando estaba vivo (determinados por el Narrador). Si el espíritu encarnado recibe un nivel de daño, sea contundente, letal o agravado, se disipará. En esta forma casi física el espíritu no puede usar ningún poder sobrenatural que posea (ver el Libro del Narrador).

Tormento: la versión de Tormento alto de este ritual infunde al espíritu encarnado con algo del odio y la malignidad del Ankida, provocando que se comporten maliciosamente con los mortales cuando estén en su presencia. Si alguien intenta comunicarse con ellos son intencionadamente hirientes y falsos, y buscarán la forma de herir y matar a los seres vivos que tengan a su alcance.

Variaciones: ninguna.

Traducido por Beatusille